Vida Sana

Adicción al agua: ¿Es posible?

Tanto por exceso como por defecto caer en este tipo de “trampas” puede resultar sencillo. ¿Qué se tiene que tener en cuenta en realidad a la hora del consumo adecuado de agua? Lo que tenés que saber, en esta nota.

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
27 de septiembre de 2022 | 21:37

Dos, tres, cuatro litros de agua… ¡Todo vale a la hora de tomar mucho! ¿Todo vale? En primera instancia es bueno preguntarnos qué objetivo tenemos a la hora de consumir mucha agua: si es por salud, por una nutrición especial, o para ayudar al organismo y su motilidad. Todas las razones, mientras estén enmarcadas en la salud resultan válidas. Sin embargo, la mejor herramienta para saber si estamos enfocando las cosas bien, se vincula con la buena información. Es desde allí en donde podemos pararnos para tener equilibrio.

La licenciada en nutrición Cecilia Llaver sostiene: “está bueno que el organismo reciba la cantidad de agua que requiere. Se ha hecho el cálculo de las guías alimentarias de la población argentina, que son aproximadamente dos litros de agua por día, para una persona de 60kg a 62kg. Mientras más pese la persona el requerimiento va a ser de un poco más de agua. Si se trata de niños, es de un litro y medio, o un litro doscientos. Todo depende de la masa corporal de la persona y la actividad física. Si se trata de una persona que es deportista y que pierde mucho líquido por su actividad, es normal que llegue a una ingesta de 4 litros. Y se sobrepasa esa medida ya no es normal y se pasa a una sobre hidratación generando consecuencias.

- ¿Qué tipo de consecuencias?

Se diluye la sangre, y el sodio que es uno de los electrolitros que forma parte de la sangre, se diluye generando que la persona pueda llegar a tener confusiones, convulsiones, y en algunos casos llegar hasta la muerte.

-Y cuando transpiramos, ¿está mal tomar tanta agua?

No, porque si se transpira significa que la persona o es deportista, o está haciendo alguna actividad y por ello necesita reponer de alguna manera. El tema son las personas que más allá de que puedan ser deportistas tiene como una adicción de tomar mucha agua durante el día, mucha más de 4 litros por día sin eliminarla. Como todo el exceso puede ser muy peligroso.

- ¿Tengo que esperar a tener sed para tomar agua?

Lo ideal es no esperar a tenerla, sino de sumar el hábito de tomar por lo menos ocho vasos de agua al día. Lo fundamental es que sobre todo sea agua. El mate, caldos o jugos de frutas pueden entenderse como parte de la hidratación que sumamos al cuerpo además del agua. Sin embargo, lo que se necesita lisa y llanamente es el agua. Sin ella no podemos vivir. El 65% de nuestro cuerpo es agua. Cuando nacemos un 70% a un 75% de nuestro cuerpo es agua, en la adultez un 60% a 65% y cuando somos adultos mayores un 55% de agua por ello es tan importante que ellos tomen agua.

La profesional estuvo con el equipo de Cada Día, mirá la nota

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último