#ActividadFísica

¡A moverse! ¿Por dónde empezar?

La época de transición que propone agosto con el tema de "ponerse en forma" para la próxima temporada, corre el foco en realidad en lo que importa: retomar o persistir en los hábitos saludables, entre ellos, la actividad física. No se trata de "llegar a", sino más bien, de poder "desarrollar un estilo de vida", del que devengan beneficios de todo tipo. ¿Cómo comenzar de a poco?

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
5 de agosto de 2021 | 08:51

Es un clásico. Promedia agosto y se perfila septiembre y nos "acordamos" del cuerpo físico para lograr "estar en forma", ostentar "los cuadraditos en el abdomen", "marcar brazos", o "bajar de peso" a como dé lugar.

Toda una mirada devenida del universo de las redes, los medios, las gráficas y la publicidad que nos muestran "referentes" de lo que deberíamos ser, parecer o tener. Nada más alejado de la realidad.

Pero lejos de sumarnos a esta forma de entender la actividad física, y como esas imágenes no tienen que ver con la real, la apuesta tanto para los deportistas, pero por sobre todo, para las personas sedentarias que deseen sentirse bien, es el cambio de hábito. Y es desde allí en donde muchos beneficios extras tendrán su fruto. Si esta época es el disparador para que te sumes a alguna actividad física que te guste o dé placer, ¡Adelante! 

Como bien explica Rodrigo Flores, profesor de educación física (director del Gimnasio ATP Club Movimiento y Salud) "Lo primero que recalco es la importancia de consultar a tu médico si no has realizado nunca (o hace mucho que no hacés) actividad física. Eso es clave a la hora de comenzar de a poco, pero seguros".

Respecto a los consejos generales para la práctica del ejercicio, el profesional destacó:

1) "Hacer ejercicio regularmente, al menos 3 a 5 veces a la semana".

2) "Elegir ejercicios dinámicos (caminar, correr, nadar o bicicleta) y realizarlos a una intensidad moderada (aeróbica).

3) "Comenzar y finalizar de forma progresiva con ejercicios suaves y estiramientos".

4) "Evitar la práctica del ejercicio en ambientes extremos" (muy cálidos o muy fríos, por ejemplo en esta época en la siesta o en las primeras horas de la tarde son ideales al aire libre).

5) "Si se hace ejercicio más de una hora, vigilar la hidratación previa durante y posterior a la actividad".

6) "Utilizar calzado y ropa adecuada (hechos en materiales transpirables para no mojarnos con el sudor, ya que eso nos enfría rápidamente y en esta época de bajas temperaturas puede ser perjudicial).

7) "Es muy importante realizar los entrenamientos de forma contínua, confeccionar un plan de actividades y cumplirlo. Para saber qué hacer en cada sesión".

En síntesis: "Lo ideal siempre es tener asesoramiento de un profesional en actividad física, y apostar a cambiar hábitos de forma progresiva, no invasiva ni según lo que vemos en redes o en los medios. Cada persona a su ritmo, buscando algo que le guste hacer, guiado por quien sabe y dándose el tiempo y la paciencia para incorporar los cambios y la actividad física. 'No se trata de llegar al verano', sino de lograr en el tiempo calidad de vida, a lo que se sumarán beneficios extras, como estar bien en peso, musculatura o estado físico. Pero el foco debe estar puesto en apostar en hacer actividad, para estar saludables y para incorporar los hábitos que nos hacen bien", argumentó Flores.

Correr, poquito a poco

Según explicó el profesional "Si bien correr es una de las actividades elegidas por muchos, no implica lanzarse sin más a trotar o correr desenfrenadamente. Como en todo, primero hacer un chequeo general para ver si estamos en condiciones, y una vez realizado esto iniciarse de a poco".

¿Cómo empezamos? Los Tips

-"Con intervalos cortos. Es decir en la misma sesión no correr durante todo el tiempo, sino hacer intervalos entre el tiempo de correr, con un tiempo de marcha caminando".

-"El segundo tip es comenzar de menos a más, con un trote muy suave o moderado para evitar lesiones o dolores articulares. Una marcha rápida, para continuar hacia un trote suave o moderado. ¿Cómo nos damos cuenta si estamos en un trote moderado? Si podemos ir conversando o respirando a un ritmo normal, estamos hablando de ese nivel de intensidad".

-"El otro consejo es darse los descansos necesarios para  volver a hacer una nueva sesión. Normalmente los que empiezan a correr, comienzan con mucha motivación, y quiere correr todos los días. Lo aconsejable es por lo menos dejar un día entre medio para volver a hacer una sesión de actividad, intervalando siempre al principio trote y caminata. En la medida en que vamos sumando estado se puede intervalar un día de trote, descansar, al otro día marcha, y descansar y así sucesivamente. El descanso es tan importante como la actividad".

-"Si hablamos de una técnica adecuada de trote, lo ideal es empezar con pasos cortos y de forma coordinada, y tratar de que todos los pasos sean iguales a la misma intensidad, es decir con un formato de marcha. Esto es para favorecer el ritmo y de a poco ir automatizando la mecánica de carrera".

-"Con respecto a la superficie, lo ideal es comenzar en superficies planas o con pocas inclinaciones, evitando por ejemplo los desniveles bruscos: grandes bajadas o subidas. Eso en una etapa incial es lo aconsejable para evitar dolores articulares o posibles lesiones".

- "Es importante evitar hacer la sesión de actividad cerca de las comidas, sobre todo del almuerzo o comidas principales, para sentirnos livianos al momento de hacer la actividad".

-"Por último aprehender no solo a concentrarse en correr. El centro del cuerpo, la zona media también es fundamental. Fortalecerla como así también  las articulaciones, permiten mantener la actividad en el tiempo".

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último