CLIMA ASTROLÓGICO 🗣️ CUIDA TUS PALABRAS

10 trucos para limpiar cosas que diste por perdidas

No te des por vencido ni aún vencido dice el dicho que viene de diez para resucitar esas cosas que ya le dabas de baja

Por
Perfil autor
Redacción ElNueve.com
31 de mayo de 2021 | 14:48

Cuántas veces pensaste: "Esto mejor lo dinamito" a la hora de ponerte a limpiar. Sabemos que la limpieza es una tarea que no a todos les agrada, pero con un poco de ingenio y algunos remedios caseros podés revivir algunas cosas.

Además, si tenés pibes y están aburridos, pensalo como una aventura de ciencias y los tenés entretenidos.

Rejilla de la cocina

Para eliminar la grasa de una rejilla te ayudará el amoníaco. Poné la rejilla en una bolsa de plástico y agregá ahí 2-3 cdas. de amoníaco. Luego de 12 horas lavala y ¡listo!.

Marcos de ventana

Espolvoreá bicarbonato de sodio sobre la parte inferior del marco. Mezclá en una botella el agua y el vinagre en una proporción 1:1 y rociá la mezcla sobre la capa de bicarbonato. Luego frotá con un cepillo de dientes viejo, limpiá con una servilleta y depués con un paño húmedo. Disfrutá del resultado.

Tapizado de sillón

Mezclá 1 cda. de bicarbonato de sodio, 1/3 de vaso de vinagre, agua caliente (no hirviendo), 1 cda. de detergente y quitá la mancha con esta mezcla. Además, el bicarbonato te ayudará a refrescar el sillón. Para eso, espolvoreá una capa fina de bicarbonato sobre el tapizado y dejá que haga efecto durante algunas horas, a continuación, aspirá.

Rendijas entre la baldosa

Se puede eliminar el óxido en la baldosa frotando las áreas sucias con una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio. Dejá la mezcla durante unos minutos y a continuación enjuagá y secá con un paño.

Bacha de la cocina

Integrá 2 cdas. de carbonato y 2 cdas. de bicarbonato de sodio en una mezcla homogénea y frotá el lavamanos y el fregadero que querés limpiar, previamente humedecidos. Al cabo de 10 minutos mezclá 50 g de vinagre y 50 g de blanqueador y aplicalo por encima de la primera capa. Luego de media hora enjuagá con abundante agua.

Horno

Vertí en un pequeño recipiente un poco de amoníaco y dejalo en el horno frío durante toda la noche. En la mañana ventilá bien tu cocina y lavá el horno, la suciedad se desprenderá fácilmente de las paredes. No quedará aroma. La única desventaja son las vaporizaciones, por lo tanto, trabajá con las ventanas abiertas y recordá usar guantes de goma.

Grifos cromados

Para que las superficies cromadas permanezcan limpias durante más tiempo, frotalas con papel encerado (para hornear). Vas a ver que a partir de ese momento vas a gastar menos tiempo en la limpieza de tu cuarto de baño.

Microondas

VErtí 1 taza de agua en un recipiente grande y agregá unas cucharadas de vinagre. Luego prendé el microondas y esperá a que la ventanilla en la puerta se empañe. Apagá el horno y dejá que se enfríe durante 15 minutos antes de abrir el microondas, luego retirá el recipiente y limpia con una esponja húmeda.

Tablas para cortar

Secá la tabla y frotala con sal. Sumergí la tabla en agua tibia y frotá con una esponja o un cepillo. Repetí las veces que sea necesario. Podés remojar las tablas blancas en blanqueador para lograr un mejor efecto.
 

Tapizado del auto

Mezclá en un atomizador agua y detergente en una proporción 1:1. Rociá la mezcla sobre el tapizado manteniendo la botella a una distancia de 10 cm. Frotá los asientos con un cepillo suave, luego frotalos con un paño limpio y agua tibia. Intentá trabajar las áreas pequeñas a la vez, recordá exprimir el paño de vez en cuando para retirar la suciedad que haya absorbido. Al final, usá un trapo de microfibra para secar los asientos.

Mendoza +

chevron_left
chevron_right

Viral +

chevron_left
chevron_right

Noticiero 9 +

chevron_left
chevron_right

Lo Último